jueves, 28 de julio de 2016

El alto riesgo de los piercings bucales

El alto riesgo de los piercings bucales. Conoce los riesgos que tiene el tener piercings en la boca.
En el Día Nacional de la Salud Bucodental, que recientemente se llevó a cabo en España, el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de ese país alertó sobre un nuevo riesgo de los piercings: el daño que producen dentro de la boca.

Una de las consultas más habituales se da por hemorragias que se producen con los se colocan en la lengua ya que se trata de una zona supravascularizada. Otra patología suele iniciarse en el llamado suelo de la boca (espacio submandibular) y provocar una angina de Ludwig, cuyos síntomas son dolor cervical, inflamación del cuello, fiebre, debilidad y dificultad respiratoria. Esta dolencia debe tratarse con antibióticos ya que, de lo contrario, la inflamación puede aumentar hasta bloquear las vías respiratorias y provocar la muerte y necesita, además, reparación dental y drenaje del cuello con cirugía.

Ya sea en la lengua, los labios, el frenillo o las mejillas, los piercings producen otras alteraciones como microrroturas y traumatismos dentales, retracción de las encías por roce, crecimiento desmedido de tejido en la zona donde se inserta, atragantamiento o aspiración si la bolita se desenrosca, desgarros, reacciones alérgicas e interferencias radiográficas.

Menos graves pero no menos incómodas, el piercing produce molestias como hipersalivación, halitosis, mala fonación o dificultad para masticar y tragar.

No hay comentarios: