domingo, 6 de octubre de 2013

4 Soluciones efectivas a momentos embarazosos

4 Soluciones efectivas a momentos embarazosos
Muchas veces el cuerpo te depara ingratas sorpresas, inesperadas y como suele suceder en el peor momento de todos. Imagina que vas por la calle y te dan ganas de ir al baño y lo peor es que no ves ni un solo lugar apropiado para descargar el llamado de la naturaleza, o bien, estas en una reunión de trabajo y te da un ataque de tos y no puedes detenerte, y bueno…la palabra “despedido” empieza a aparecer en tu mente.

Ante las situaciones antes descritas y peores, siempre hay una solución, como suele ocurrir, pues todo problema tiene una o varias soluciones, pues bien, a continuación conocerás algunas de ellas, muy efectivas por lo demás, para hacer frente a esos momentos tan embarazosos.

Para que veas que en Datos para Mujeres, no solo tenemos buenos datos de belleza...

1. Te dan ganas de hacer pis y no hay un baño cerca

La mejor solución para contener la orina, es sentarte, cruzar las piernas y apretarlas todo lo que puedas. Procura eso sí, no moverte mucho o aumentaras la angustia. A todo esto, súmale que tienes que desviar tu atención, tienes que pensar en cualquier cosa menos en las ganas que te consumen de hacer pis…

Cuando ya sientas que las ganas han disminuido, levántate y ve por aquel deseado y anhelado baño.

2. Estornudas una y otra vez y no puedes parar

Esto es algo muy molesto, sobre todo si estas en una cita romántica o bien en una reunión de trabajo. La solución es: Llenar un vaso de agua hasta el borde y al hacer que bebes, mete un poco la nariz en el agua y respira. Lo que sucede, es que los estornudos por lo general empiezan por una irritación en las fosas nasales, si le entra polvo, humo o si el ambiente que te rodea está muy contaminado, el agua las limpia. Si le echas un poco de sal al agua el efecto es más rápido.

Si no tienes vasos a la mano, ve al baño, moja un pañuelo de papel, póntelo bajo la nariz y aspira sobre él.

Si no hay posibilidad alguna de obtener agua, entonces echa aire por la nariz rápidamente durante unos segundos y procura calmarte, pues los nervios pueden hacer que los estornudos se vuelvan cada vez más aparatosos.

3. Te dan ganas de hacer diarrea y no puedes ir al baño

Bueno, estos casos son excepcionales pero que se dan, se dan, para mala fortuna de los afectados. Si vas por la calle y te dan ganas de hacer “la mayor”, entonces ponte a caminar rápidamente con tus nalgas apretadas en dirección a un baño, y concéntrate en tu respiración o cualquier otra cosa, menos en tus “deseos”.

Si te es imposible aguantar caminando, entonces siéntate sobre una pierna con las nalgas encima de tu talón, para que presione bien el trasero y el esfínter permanezca muy cerrado, hasta cuando sientas que ya puedas levantarte e ir al baño.

4. Si te mareas en un viaje

Imagina que vas por la autopista y te dan unos mareos muy desagradables, entonces baja inmediatamente la ventanilla para que te de él aire y mira hacia el frente, para mantener el cuello y la nuca rectos. Si alguien de tus compañeros en el viaje, tiene galletas o tostadas, mastícalas lentamente para asentar tu estomago y superar las ganas de vomitar. Además desabróchate cualquier prenda que oprima.

Si te sueles marear en los viajes, por nada del mundo te pongas a leer dentro del vehículo.

No hay comentarios: