viernes, 16 de septiembre de 2016

La iluminación indispensable para las plantas de interior.

Conoce todo sobre la iluminación necesaria e indispensable para las plantas que se ubican al interior de nuestros hogares.

Aunque no existe ninguna planta cuyo medio óptimo sea el interior, hay un gran número de ellas que se prestan para sobrevivir en ambientes cerrados.

Por eso es muy importante tener en cuenta el tema de la luz, ya que es uno de los elementos básicos para la subsistencia de la planta. Una buena iluminación es un componente indispensable para la vida de una planta por lo que, es necesario colocarla en un lugar donde exista una buena iluminación solar o artificial. Sin embargo, cuando el ambiente es demasiado luminoso, las hojas pueden ponerse amarillas y caerse. El exceso de luz provoca quemaduras y necrosis que afectan al crecimiento de la planta.

Por el contrario, si la iluminación es escasa la planta se marchita. Es bueno darla vuelta regularmente para que reciba la misma luz en todas sus partes, porque sino corre el riesgo de torcerse al buscar la luz necesaria para su existencia. En invierno, cuando el sol no es tan fuerte, coloque las plantas más cerca de la ventana y aléjelas un poco en verano. Una planta necesita diariamente entre 12 y 16 horas de luz.

Cuando no recibe la cantidad suficiente de luz natural, se debe reemplazar por luz artificial. Existen lámparas incandescentes que imitan la luz natural y que son muy prácticas en estos casos. La falta de humedad se evidencia en una planta porque se pone amarilla y se le caen las hojas, al mismo tiempo que dejan de crecer y disminuye su tamaño.

En cuanto a la temperatura, en condiciones normales, una planta necesita para desarrollarse una media que varíe entre los 12 grados, en invierno, y los 24 grados, en verano, ya que no tolera bien las variaciones bruscas de temperatura, que detienen su crecimiento y provocan la caída prematura de las hojas. Pero antes de colocarle agua es preciso examinar con cuidado la tierra en la superficie de la maceta para ver el grado de humedad que posee. Una maceta está bien regada y no necesita más agua cuando, tomando un poco de tierra con los dedos está húmeda, pero apretándola no gotea.

Has conocido sobre la luminacion indispensable para nuestras plantas de interior. Sigue conociendo más datos interesantes como: 

A que se debe la fragilidad del cabello

Como saber si nuestro cabello es débil

No hay comentarios: